Receta de dulce de membrillo receta de la abuela

Dulce de membrillo receta de la abuela

Fruta 54653 Última Actualización: 25/09/2023 Creado: 25/09/2023
Dulce de membrillo receta de la abuela
  • Raciones: 16 Persona(s)
  • Tiempo de Preparaci√≥n: 25
  • Tiempo de Cocinado: 60
  • Calor√≠as: 280
  • Dificultad: F√°cil


Ver en Instagram

Históricamente, el membrillo ha logrado cautivar a multitud de civilizaciones que sucumbieron a su embriagador aroma y particular sabor agridulce. Pese a que se puede consumir crudo, tal cual, como si de una fruto cualquiera se tratase, lo cierto es que su carne resulta especialmente áspera. Desde tiempos inmemorables, el membrillo ha despertado fascinación, teniéndonos que remontar al Antiguo Egipto para escribir una historia cronológica, continuando por la Gracia clásica.

Se cree que ya los faraones disfrutaban de dulces elaborados a partir de esta fruta, no obstante, no fue hasta la Edad Media que consigui√≥ asentarse definitivamente en la cultura gastron√≥mica europea. Monasterios y conventos se convirtieron en su catalizador, seleccionando, cosech√°ndola y convirtiendo su sabor amargo de textura granulada en el dulce de membrillo. Estas conservas, √ļnicamente accesibles para las gentes acaudaladas, eran todo un s√≠mbolo de estatus y poder.

No solo se utiliz√≥ para elaborar el dulce de membrillo, sino que adem√°s alcanz√≥ el estatus de fruta m√°gica, pues se instaur√≥ la creencia de que consegu√≠a ahuyentar los malos esp√≠ritus, colg√°ndose en la puerta de las casas a modo de amuleto protector. Durante el transcurso del siglo XVIII, las t√©cnicas de refinado del az√ļcar evolucionaron, y con ellas el membrillo. Ahora presentar√≠a una textura m√°s suave, am√©n de aumentar considerablemente su tiempo de conservaci√≥n.

De mano de los primeros colonos europeos, América recibió el membrillero, echando raíces en muchos lugares donde más tarde se fusionarían usos y costumbres culinarios. Actualmente, la industrialización feroz de todo proceso productivo, incluido el de la transformación de alimentos, nos ha hecho abandonar recetas tan simples, económicas y agradecidas como las que nos ocupa. Si bien siempre estuvo ligado al queso y las nueces, admite otras combinaciones en la cocina.

Ingredientes

Instrucciones

  1. A muchos les podrían parecer cantidades totalmente desproporcionadas, sin embargo, teniendo en cuenta la merma del membrillo una vez pelado y cocido, amén del hecho de que puede conservarse casi indefinidamente en la nevera, no lo son en absoluto. Comenzaremos pelando los membrillos, pudiendo utilizar para ello un pelador de patatas o, en su defecto, una puntilla.
  2. Asimismo, retiraremos las semillas y lo cortaremos en cubos, de m√°s o menos el mismo tama√Īo, aunque no es algo demasiado relevante dado que se acabar√°n triturando. Disponlos en una olla grande junto a una vaina de vainilla abierta, seguida de un lim√≥n partido en cuartos y con piel, sin olvidarnos de la canela. Finalmente, cubriremos con el az√ļcar y verteremos el agua con el co√Īac.
  3. Revuelve para que el perfume y sabor de los arom√°ticos impregnen el membrillo, dej√°ndolo macerar al menos 8 horas, recomendablemente todo un d√≠a. Como las mermeladas de anta√Īo, la fruta en sinergia con el az√ļcar, del mismo modo que lo hace la sal, act√ļa por osmosis. As√≠, observaremos como esta ha perdido y depositado buena parte de sus juegos en el fondo.
  4. No es un paso imprescindible, pero s√≠ conveniente. Colocaremos la olla en el fuego, llev√°ndola a ebullici√≥n, tras lo cual bajaremos el fuego, manteni√©ndolos ah√≠ por unos 50 minutos, o los que sean necesarios para que se ablanden. Con los membrillos adquiriendo un torno rojo, signo de que el az√ļcar ha caramelizado correctamente, retiraremos la vainilla, el lim√≥n y la canela.
  5. Retiraremos tambi√©n la mayor parte del l√≠quido, que recomiendo guardar, ya que es una extraordinaria jalea para endulzar yogures u otros postres l√°cticos e, incluso, pasteles o tartas. Trituraremos con el t√ļrmix, introduciendo el brazo directamente dentro de la olla. Volveremos a poner el membrillo al fuego, esta vez por 20 min, procurando no alejarnos demasiado de √©l.
  6. Removeremos insistentemente con una cuchara, procurando que no se agarre, y guando cierta distancia, pues al estar tan espeso es fácil que en el borboteo nos acabe salpicando. Obtendrás una crema sumamente espesa, que luego, gracias a la actuación de las pectinas, solidificará. Trasladaremos el membrillo a un tupper de cristal o a tarros de cristal herméticos.
  7. Aguantar√° en la nevera perfectamente 3 meses, o hasta 1 a√Īo si nos decantamos por almacenarlo en tarros de cristal al vac√≠o. Dejaremos atemperar antes de refrigerarlo. Existen infinidad de f√≥rmulas y t√©cnicas con las que obtendremos siempre parejos resultados. ¬°No te olvides del queso y las nueces para acompa√Īar! Tampoco dejes de probarlo con helado, seguro te sorprender√°.
  8. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Comentar esta receta

Autor Cristina Cristina

¬°Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y adem√°s de dise√Īadora me encanta la cocina. ¬°Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.