Receta de natillas caseras de huevo de la abuela

Natillas caseras de huevo de la abuela

Otras 39422 Última Actualización: 14/09/2023 Creado: 13/09/2023
Natillas caseras de huevo de la abuela
  • Raciones: 4 Persona(s)
  • Tiempo de Preparaci√≥n: 10
  • Tiempo de Cocinado: 18
  • Calor√≠as: 240
  • Dificultad: Media


Ver en Instagram

Hay manías inconfesables, como el no concebir un pastel sin guinda, o una comida sin postre. Los más galgos se sientan a la mesa pensando en el momento mágico que sucede a los segundos, el dulce placer culpable, en este caso, en forma de natillas caseras de huevo. Este postre repleto de lugares comunes, donde distinguimos la leche o los huevos, es el perfecto colofón para una comida, evidenciando una vez más que la sobria sencillez consigue deslucir al refinamiento huero.

Concretamente, la Larousse Gastronomique, una de las m√°s reputadas publicaciones de gastronom√≠a del mundo, define las natillas como un postre elaborado a base de yemas de huevos, az√ļcar y leche, aderezadas con la sutil fragancia de la canela o el lim√≥n. Aunque tradicionalmente los espa√Īoles nos hemos vanagloriado de ellas, lo cierto es que no existen certezas sobre su origen. Se cree que posiblemente nacieron a la luz de un candil en un convento europeo.

No ser√≠a de extra√Īar, dada su naturaleza, con un claro sesgo hacia ingredientes humildes y reconstituyentes. Como broche de oro, se ha popularizado terminarlas con una galleta Mar√≠a flotando en su superficie, que r√°pidamente se humedece y adquiere una textura muy blanda. Este hecho no empa√Īa su car√°cter modesto, al contrario, lo apuntala. Por falta de tiempo o conocimiento, muchas veces hemos recurrido a esos malditos polvos totalmente artificiales.

A decir verdad, las natillas caseras de huevo no tienen mayor complicaci√≥n, y bastan un pu√Īado de ingredientes comunes para llevarlas a t√©rminos. Adem√°s, el m√©todo tradicional, nos permitir√° jugar libremente con su consistencia, desde una ligera y apetecible crema inglesa, hasta una crema pastelera ideal para rellenar eclairs o similares. Por si fuera poco, nutricionalmente, si bien no son excelentes, como casi cualquier postre, no resultan excesivamente cal√≥ricas o pesadas.

Ingredientes

Instrucciones

  1. Comenzaremos infusionando la cáscara de limón en la leche, tratando, como siempre, de no arrancar el albedo, la parta blanca y amarga del cítrico. Verteremos la leche en un cazo junto a la cáscara de limón, llevándolo a ebullición a fuego medio sin quitarle el ojo de encima. Inmediatamente después de que rompa a hervir, la apagaremos y taparemos con papel film.
  2. Aparte, en un bol, batiremos ligeramente con una varilla las yemas, el az√ļcar y la maicena, reserv√°ndolo para m√°s tarde. Atemperada ya la leche infusionada, la volveremos a poner al fuego, esta vez sin la c√°scara de lim√≥n, intentando que no rebase los 85¬ļ, punto de coagulaci√≥n de las yemas. Agregaremos un tercio de la mezcla en las mismas y removeremos hasta disolver el az√ļcar.
  3. Incorporaremos todas las yemas a la leche, procurando, como advert√≠amos, que no alcancen bajo ning√ļn concepto los 85¬ļ de temperatura, retir√°ndolas justo antes a un ba√Īo Mar√≠a inverso. Es decir, trasladaremos las natillas a un bol que flotar√° dentro de un recipiente provisto de agua y hielo. Durante todo el proceso, no pararemos de remover ni despu√©s de pasarlas al ba√Īo Mar√≠a.
  4. Las templaremos a golpe de varilla, removiendo insistentemente hasta que igualen su temperatura con la del ambiente. Idealmente, antes de traspasarlas al bol para enfriarlas, las colaremos por un chino o colador, cerciorándonos así de que quedan finas y sin grumos, no siendo un paso imprescindible. Finalmente, pasaremos las natillas a una jarra y las refrigeraremos.
  5. Como sugerencia de presentación, te proponemos servir en cuencos o tazas individuales. Instantes antes del servicio, acomodaremos una galleta en la superficie, asegurándonos así que conservará parte de su textura crujiente cuando el comensal se disponga a comerlas. Asimismo, un toque de canela en polvo conseguirá dibujarnos una sonrisa, evocando aquellos momentos de la infancia.
  6. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Comentar esta receta

Autor Cristina Cristina

¬°Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y adem√°s de dise√Īadora me encanta la cocina. ¬°Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.