Receta de alfajores de maicena argentinos

Alfajores de maicena argentinos

Bizcochos 1836 Última Actualización: 06/07/2023 Creado: 06/07/2023
Alfajores de maicena argentinos
  • Raciones: 8 Persona(s)
  • Tiempo de Preparaci√≥n: 60
  • Tiempo de Cocinado: 7
  • Calor√≠as: 350
  • Dificultad: F√°cil


Ver en Instagram

Argentina presume orgullosa de su dulce nacional, los alfajores de maicena argentinos, una especie de macaron algo m√°s basto, aunque en mi opini√≥n m√°s sabroso. Est√° compuesto tambi√©n por dos tapas de maicena, las cuales pueden estar rellenas de dulce de leche o fruta, am√©n de cubrirse con un glaseado de chocolate o directamente de az√ļcar. En las √ļltimas d√©cadas, han florecido decenas de empresas encargadas de abastecer del suculento manjar a sus ciudadanos.

Se estima que los argentinos comen 70 unidades de este bocado al segundo, sin embargo, y pese a que internacionalmente se les reconoce como sus inventores, el origen se encuentra en Espa√Īa. De hecho, el alfajor argentino bebe directamente de la influencia del postre hom√≥nimo andaluz, que viaj√≥ hasta las Provincias Unidas del R√≠o de la Plata en el siglo XIX. Incluso, si queremos ir un poco m√°s all√°, antes de su llegada a Espa√Īa, ya era consumido en Arabia hace 700 a√Īos.

Como suele ser habitual, ruedan un montón de historias que tratan, muchas veces apelando a un mito, de explicar su aparición. Quizá una de las más contadas sea la que pone como protagonista a Augusto Chammás, un célebre químico francés que desembarcó en Argentina en el siglo XIX. Allí inauguró una industria de legado familia dedicada a la manufacturación de dulces y confituras. Dentro de este obrador ocurrió la magia, cambiando para siempre su forma y concepción.

Sea como fuere, lo cierto es que los argentinos tienen tan interiorizado los alfajores como algo patrio a la altura del asado, lo que evidencia el amor incondicional que profesan por su tierra. No solo Argentina ha promovido un afecto desmedido a los alfajores, sino que en Latinoamérica podemos encontrarlos también en México y Chile. Os presentamos una receta de alfajores de maicena argentinos que os hará salivar como pocas, además de resultar la mar de sencilla.

Ingredientes

Instrucciones

  1. Comenzaremos tamizando la harina de trigo junto a la maicena en un bol amplio, a√Īadiendo a su vez la levadura qu√≠mica, o mejor dicho, el impulsor y la sal, reserv√°ndolo para m√°s tarde. Aparte, en otro bol y vali√©ndonos de una varilla o tenedor, formaremos una pasta con la mantequilla en pomada y el az√ļcar, consiguiendo una integraci√≥n perfecta que de lugar a una crema.
  2. Es imprescindible que la mantequilla se encuentre previamente atemperada, as√≠ como que el az√ļcar sea impalpable, o de otro modo encontrar√≠amos peque√Īos y desagradables cristales de az√ļcar. A continuaci√≥n, lavaremos el lim√≥n, sec√°ndolo y rallando su piel con un microplane, evitando arrancar la parte blanca, t√©cnicamente denominado albedo, de un amargo desagradable.
  3. Al mismo tiempo incorporaremos la esencia de vainilla, seguida de la yema de un huevo y dos huevos enteros, a los que sumar√° otro medio una vez lo hayamos batido. Batiremos en√©rgicamente con unas varillas, tras lo cual agregaremos la harina en peque√Īas tandas, homogeneizando la mezcla con una lengua o, en su defecto, un tenedor.
  4. No es necesario amasar, ya que no nos conviene en absoluto que desarrolle el gluten. Simplemente, integraremos, compactando la masa, que presentar√° una textura muy blanda. Envolveremos la masa en papel film al ras, mand√°ndola a la nevera al menos 30 minutos con el objetivo de que tome cuerpo. Transcurrido el tiempo, estar√° lista para ser utilizada.
  5. Espolvorearemos la mesa de trabajo con abundante harina, puesto que a pesar del enfriado la masa seguirá siendo poco manejable, muy blanda. Colocaremos la masa sobre la superficie de la encimera y estiraremos con un rodillo enharinado hasta conseguir un grosor de medio centímetro. Empleando un molde circular o simplemente un vaso, porcionaremos la masa.
  6. La idea es que no tenga m√°s de 5 o 6 cent√≠metros de di√°metro. Por cuestiones puramente geom√©tricas, obtendremos masa sobrante, pudiendo volver a agruparla y porcionarla. Precalentaremos el horno a 155¬ļ, programando calor arriba y abajo, sin funci√≥n ventilador. Dispondremos los alfajores encima de una bandeja de horno provista de papel sulfurizado.
  7. Personalmente, y desde hace ya a√Īos, vengo usando en lugar del papel sulfurizado silpat, una especie de tapete de silicona mucho m√°s adecuado para este tipo elaboraciones. Los alfajores deben guardar cierta separaci√≥n entre s√≠ para evitar a toda costa que se deformen o quiebren. Hornearemos 7 minutos a la temperatura indicada, buscando que queden totalmente blancos.
  8. Los retiraremos a una rejilla para que se vayan atemperando, mientras introducimos el dulce de leche en una manga pastelera. Una vez estén completamente fríos, cubriremos la parte fea de la tapa, normalmente la que pegó a la bandeja, con un poco de dulce de leche. Cuidadosamente, rebozaremos los bordes por coco rallado, acomodándolos sin apilarlos en un plato amplio.

Otras recetas que te pueden gustar

Comentar esta receta

Autor Cristina Cristina

¬°Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y adem√°s de dise√Īadora me encanta la cocina. ¬°Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.