Receta de huesos de santo

Huesos de santo

Bizcochos 1214 Última Actualización: 01/11/2023 Creado: 07/03/2023
Huesos de santo
  • Raciones: 42 Persona(s)
  • Tiempo de Preparaci√≥n: 120
  • Tiempo de Cocinado: 12
  • Calor√≠as: 120
  • Dificultad: F√°cil


Ver en Instagram

Hoy os traigo una receta tradicional típica de Todos los Santos que hará las delicias de todos los amantes del mazapán y de los dulces tradicionales: Huesos de Santo.

El mazap√°n, esa deliciosa pasta de almendras azucaradas, es el protagonista principal de esta receta, y no es casualidad. Las almendras, frutos secos con una larga historia en nuestras tierras, son parte esencial de muchos postres tradicionales espa√Īoles, y su sabor y textura inigualables hacen de los Huesos de Santo un bocado √ļnico.

Pero conozcamos un poco m√°s este dulce.

El d√≠a de Todos los Santos es una fiesta de car√°cter solemne que tiene vigor en todos los reinos de la cristiandad desde el a√Īo 303.

Cada iglesia acuerda celebrarlo en un día distinto, siendo el 1 de noviembre el elegido por los católicos, que rinden homenaje a sus difuntos acudiendo en masa a los cementerios.

No obstante, la premisa original de este día tiene más que ver con la santificación, es decir, de aquellos que habiendo superado el purgatorio disfrutan de la vida eterna junto a Dios.

Como toda fecha se√Īalada en nuestro calendario orbitan en torno a ella una serie de manjares, en este caso dulces, que se preparan a consecuencia del advenimiento de este d√≠a.
El arte culinario tambi√©n tiene su espacio en estas festividades. Como toda fecha se√Īalada en nuestro calendario, se preparan manjares especiales que simbolizan o evocan la ocasi√≥n. Y en el caso del D√≠a de Todos los Santos, nos endulzamos con tradiciones que se han mantenido vivas durante siglos.

De entre todos estos pecaminosos bocados, podemos destacar sobre todo los bu√Īuelos de viento y los huesos de santo, receta que ocupar√° las pr√≥ximas l√≠neas.

Curiosamente, ambas elaboraciones hunden sus raíces en la península ibérica tomada por los musulmanes en el siglo VIII.

Cómo hacer huesos de santo



Para llevar a cabo los huesos de santo partimos de una masa de mazap√°n, la cual, como muchos sabr√°n, es un legado que nos llega directamente de los moriscos.

Se da forma a una especie de canutillo relleno de yema y ba√Īado con un glaseado que garantiza su frescura. Esto da lugar a su inconfundible aspecto que, podr√≠amos definir, como trampantojo de tu√©tano.

La evoluci√≥n gastron√≥mica ha llevado a que, actualmente, muchos obradores y pasteler√≠as hayan refinado este dulce a√Īadiendo otros rellenos m√°s suculentos, como chocolate, crema pastelera o incluso frutas confitadas.

Quizá la sociedad actual vive desligada de las tradiciones, pero de manera inconsciente, cada vez que probamos los huesos de santo, estamos rindiendo pleitesía a los que ya no están.

Si queremos ir un paso más allá en nuestro gusto por la tradición, podemos optar por prepararlos en casa. A priori pueden parecer ciertamente complejos, sin embargo, resultan más laboriosos que otra cosa.

Prepárate para descubrir todos los secretos de este antiquísimo y rico dulce tradicional.

Ingredientes

Instrucciones

  1. Es un postre que requiere de cierta anticipaci√≥n en la cocina, debiendo comenzar dos d√≠as antes. Primeramente, conformaremos el mazap√°n que se compone b√°sicamente de almendra y az√ļcar. Echaremos en un bol amplio la almendra molida, seguida del az√ļcar glas, la miel, la ralladura de lim√≥n y tres cuartas partes del agua. Mezclaremos vigorosamente con las manos.
  2. Observaremos como el mazapán comienza a adquirir su peculiar textura grumosa. En caso de que nos quedara demasiado terroso, verteríamos la cantidad restante de agua, o la que fuera necesaria. Seguiremos mezclando hasta conseguir una pasta maleable y que no se desmorone. Existen ciertas variables que alterarán la cantidad de agua que requerirá, como la humedad de la almendra.
  3. Compactaremos la masa con forma de cilindro ayud√°ndonos de un poco de papel film. Dejaremos reposar en la nevera correctamente filmado durante toda la noche. A la ma√Īana siguiente, nos pondremos manos a la obra con la yema pastelera, mezclando en un bol la maicena junto al az√ļcar. Reservaremos. Entre tanto, batiremos en√©rgicamente aparte el huevo con el agua.
  4. Lo volcaremos sobre una olla pasándolo previamente por un tamiz no demasiado fino, retirando de este modo las posibles galladuras. Sumaremos a los huevos la mezcla que habíamos preparado anteriormente con la maicena, colocando la olla a fuego medio, cocinándolo sin parar de remover con las varillas, espesando así la mezcla. Este proceso nos llevará alrededor de 10 minutos.
  5. Notaremos enseguida que comienza a coger cuerpo, alcanzando su punto √°lgido entre los 90¬ļC y 97¬ļC. Lo sacaremos del fog√≥n y trasladaremos la mezcla a un recipiente amplio, preferiblemente a una fuente refractaria que nos permita extenderla bastante con el objetivo de que se enfr√≠e r√°pidamente. Cubriremos a pelo con el film y refrigeraremos unas 6 horas.
  6. Transcurrido el tiempo, es el momento de formar los huesos de santo. Atemperaremos el mazap√°n dos horas antes, para que se vuelva m√°s f√°cil de manejar. Cortaremos la pieza a la mitad y procuraremos tapar la otra mitad para evitar que se reseque al contacto con el aire. Estiraremos el cilindro con un rodillo sobre un papel de horno a un grosor aproximado de 6 mm.
  7. Espolvorearemos az√ļcar glas por ambas caras de la l√°mina y la colocaremos sobre una tabla de madera u otra superficie que no se pegue, reduciendo su espesor a no m√°s de 4 mm. Cortaremos un cuadrado perfecto de 6 x 6 y uniremos al resto de la masa. Vali√©ndonos del mango de una cuchara, daremos forma cil√≠ndrica al mazap√°n, vigilando que no se quiebre.
  8. Es una tarea sumamente delicada, por lo que requiere paciencia y cierta destreza. T√≥matelo con calma. Lo extraeremos con sumo cuidado y lo acomodaremos sobre una rejilla, repitiendo el proceso con el resto del mazap√°n. Una vez est√©n todos listos, los dejaremos secar una noche entera a temperatura ambiente, cubri√©ndolos con un pa√Īo de algod√≥n.
  9. Al d√≠a siguiente rellenaremos una manga pastelera con la yema pastelera, utilizando una boquilla lisa de 1 cm, de di√°metro. Dispondremos el hueso de santo y lo rellenaremos con la manga. Los dispondremos sobre la rejilla nuevamente hasta completarlos todos. Por otro lado, a√Īadiremos el az√ļcar glas y el agua, mezcl√°ndolos bien con una varilla, cubriendo los huesos con este glaseado.
  10. Escurriremos el sobrante y otra vez los colocaremos sobre la rejilla, protegiendo la mesa, pues el glaseado seguirá chorreando. Antes de lanzarnos a comerlos, los dejaremos secar unas 2 horas. Te sugiero que, para una correcta conservación, los almacenes en un recipiente hermético correctamente refrigerado. ¡Tan laborioso y delicado como delicioso!
  11. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Comentar esta receta

Autor Cristina Cristina

¬°Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y adem√°s de dise√Īadora me encanta la cocina. ¬°Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.