Receta de palmera de chocolate

Palmera de chocolate

Bizcochos 25149 Última Actualización: 14/09/2023 Creado: 14/09/2023
Palmera de chocolate
  • Raciones: 4 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 25
  • Tiempo de Cocinado: 30
  • Calorías: 380
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

Hablar de la palmera de chocolate, es hacerlo indefectiblemente del hojaldre, una masa de harina y mantequilla formada por una hilera de hojas o capas superpuestas y expandidas por la acción de la evaporación del agua presente en la grasa. Tan refinada elaboración, podría parecer reciente en el tiempo, pero nada más lejos de la realidad, ya que data de la época grecorromana. Siglos más tarde, la aclamada repostería medieval rescataría la receta, puliéndola y expandiéndola por Europa.

Originalmente, las masas hojaldradas se realizaban extendiendo hojas muy delgadas unas sobre otras, y anticipadamente embadurnadas en manteca de cerdo, asemejándose a la masa filo. Los árabes esculpieron durante siglos un repertorio repostero vinculado al hojaldre, ejemplo de ello son el baklavaa o la pastela marroquí. Hernández Máceras, en su antológica obra Libro del arte de cozina, deja constancia del uso de hojaldre, diferenciando entre el pastelillo y las empanadas.

Pese a toda esta herencia antigua, son los franceses quienes realmente dan entidad al hojaldre, atribuyéndole al polifacético pintor Claude Gelée, nacido en 1600, su invención. Ocurre, como tantas otras veces hemos visto, fruto de la casualidad, como por intervención de la divina providencia. Compaginaba su afición por la pintura con un trabajo como pastelero, a las órdenes de un impetuoso maestro que trataba de cercenar sin éxito su desbordante imaginación.

Al caer su padre enfermo, y desoyendo los consejos que volaban como cuchillos afilados, introdujo un trozo de manteca dentro de la masa que luego cocería con la intención de complacerlo. Años después la técnica se fue depurando hasta alcanzar las cotas actuales, creando un sofisticado método que, dicho sea de paso, entraña más que una cierta complejidad. Afortunadamente, en los supermercados podemos encontrar planchas de hojaldre preparadas.

Las palmeras de chocolate, también llamadas palmeritas, orejitas o corazones de hojaldre, probablemente tengan su origen también en Francia, aunque no menos populares son en México, Ucrania, Costa Rica, Rusia o, incluso, España, concretamente en la región catalana. A menudo, esta masa hojaldrada se zambullen en las más variopintas coberturas, desde una crema de yema de huevo, pasando por el clásico almíbar y, por supuesto, la preferida de muchos; cobertura de cacao.

Ingredientes

Instrucciones

  1. Comenzaremos metiendo la masa de hojaldre en el congelador unos 10 minutos, tiempo suficiente para que se endurezca un poco y nos resulte más fácil manipularla. Al sacarla, la desenrollaremos completamente, extendiéndola sobre el mismo papel sulfurizado que trae. Seguidamente, espolvorearemos de manera uniforme una cucharada colmada de azúcar.
  2. Con la ayuda de un rodillo, ejerceremos una leve presión sobre la misma, permitiendo que se incruste. Plegaremos la masa sobre sí misma, doblando cada uno de los extremos 3 centímetros, repitiendo esta operación hasta que se junten en el centro, no sin antes espolvorear en cada uno de los pliegues un poco de azúcar. Compactaremos ligeramente pasando el rodillo por encima.
  3. Volveremos a mandarlo al congelador durante 5 minutos, ya que vamos a proceder a cortarla. Al sacar el hojaldre del congelador, lo dispondremos sobre una fuente de horno provista de un papel sulfurizado o mejor, un silpat, cortando porciones de aproximadamente 1 centímetro de grosor. Abriremos ligeramente los trozos por en medio dándoles la característica forma de corazón.
  4. Precalentaremos el horno a 220º, con calor arriba y abajo, introduciendo la bandeja a media altura y bajando el termostato a 180º, horneándolas por unos 13 minutos. Es conveniente explicar que en primera instancia el hojaldre necesita un golpe de calor fuerte, de este modo, el agua que contiene la grasa se evaporará rápidamente, formando esas capas separadas y crujientes.
  5. Transcurrido el tiempo, voltearemos las palmeritas, concediéndoles 2 minutos más. Después de 15 minutos, las palmeritas estarán lista para comer, pero todavía queda lo mejor. Nos apresuraremos a moverla encima de una rejilla para impedir que sigan cociéndose. Entretanto, prepararemos la cobertura de chocolate, colocando el chocolate junto a la mantequilla en un bol.
  6. Lo llevaremos al microondas a potencia baja o media, procurando no perderlo de vista. Iremos dándole pequeños intervalos de tiempo a la vez que vamos removiendo la mezcla. Asimismo, el baño María, si bien es más engorroso, nos asegurará un fundido perfecto. Sacaremos el bol del microondas y mezclaremos con una varilla, logrando una cobertura brillante y homogénea.
  7. Finalmente, y con a cobertura aún templada, iremos bañando las palmeras total o parcialmente, acomodándolas sobre una rejilla provista de una fuente en el fondo para que escurra el sobrante. Dejaremos enfriar 15 minutos antes de servirlas, siendo recomendable guardarlas en la nevera si no vamos a consumirlas de inmediato. Agrega originales toppings para darles un alegre colorido.
  8. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Comentar esta receta

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora me encanta la cocina. ¡Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.