Receta de tiramisú de limón

Tiramisú de limón

Bizcochos 8160 Última Actualización: 22/08/2023 Creado: 03/04/2023
Tiramisú de limón
  • Raciones: 8 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 25
  • Tiempo de Cocinado: 45
  • Calorías: 380
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

El tiramisú de limón es probablemente el postre italiano junto a la pana cotta más internacionalizado.

Comenzó a popularizar en los años 50, momento de su descubrimiento, según cuentan, en los burdeles de Véneto, donde causó furor, para luego instalarse en los servicios de hostelería y hogares italianos, dando el salto más tarde al resto de Europa. Este tipo de clubs de alterne contaba con un cocinero propio, el cual ofrecía este postre a chicas y clientes.

Hacía las veces de tentempié, o en italiano,ti tira su, que luego pasaría a transformarse en tiramisú.

Se creía, acertadamente, que era un reconstituyente eficaz, transformándose en energía muy rápidamente. A decir verdad, los primeros tiramisús que comenzaron a venderse en los burdeles, no incorporaban tantas grasas, prescindiendo de la nata y el queso mascarpone.

Actualmente, encontramos diferentes recetas, algunas tan interesantes como la receta italiana de tiramisú de limón que hoy vamos a hacer, aunque sin duda la receta tradicional del tiramisú de café sigue siendo la más habitual.

Pese a que puedan existir pequeñas diferencias entre ellas, todas apuntan a una técnica similar: pastel frío que se va montando por capas.

Quizá, de entre todas las interpretaciones, dejando a un lado la clásica de café, el tiramisú de limón sea la más interesante, pues reúne una serie de ingredientes que nacieron para estar juntos, como el queso y mascarpone y el limón. Además, resulta mucho más digestivo otras recetas, siendo el compañero perfecto de la sobremesa.

Cómo hacer tiramisú de limón italiano



La complejidad, o mejor dicho, laboriosidad del tiramisú, dependerá de cuan lejos queramos llevar la elaboración.

Tradicionalmente, se ha venido empleando un bizcocho de soletilla al uso, o lo que es lo mismo, un bizcocho ligero, pudiéndolo preparar en casa o ya hecho.

Personalmente, y creo que no es necesario aclararlo, el resultado gana enteros cuando nos lanzamos nosotros a cocer el bizcocho, aunque tampoco desmerecerá en absoluto si optamos por una versión precocinada.

Ingredientes

Instrucciones

  1. Vamos entonces a elaborar unos bizcochos de soletilla, una receta básica de repostería que da mucho juego, y conforma la base principal de cualquier tiramisú. En primer lugar, precalentaremos el horno a 180º,C con calor arriba y abajo, sin función ventilador. Dispondremos también un papel sulfurizado o silpat sobre una bandeja de horno universal.
  2. Separaremos las claras, por un lado, y las yemas, por otro. Es importante ser especialmente cuidados en este paso, pues si cayera un poco de yema en las claras, o cualquier otro elemento graso, dificultaría enormemente el montado. Añadiremos una pizca de sal a las claras y las montaremos con una varilla eléctrica, o si no tuviéramos, una manual.
  3. Recuerda realizar movimientos envolventes y rápidos. Tras unos pocos minutos, observaremos como las claras van adquiriendo un tono blancuzco, a la vez que cogen cuerpo. En este momento, incorporaremos la mitad del azúcar glas, terminando de batir hasta que se forme el clásico pico de loro, o lo que es lo mismo, un punto de nieve tirando a fuerte.
  4. Limpiaremos bien la varilla y blanquearemos las yemas junto al azúcar, batiendo enérgicamente durante al menos 5 minutos, diluyendo el azúcar al mismo tiempo que la mezcla se esponja, algo que podremos intuir cuando comiencen a asomar burbujas en la superficie. Incorporaremos la mita de las yemas a las claras, envolviéndolas homogéneamente con una lengua.
  5. A continuación, cuando estén perfectamente integradas, sumaremos la restante. Es de vital importancia que la masa permanezca esponjosa en el transcurso de todo el proceso. Finalmente, tamizaremos la harina, también en dos veces, y mezclaremos, en ningún caso batiremos ni haremos siquiera el amago. Solamente, insisto, combinar e igualar ambas mezclas.
  6. Rellenaremos una manga pastelera con la masa, cortando el extremo con unas tijeras y dejando solamente 1 centímetro de diámetro. Dibujaremos los bizcochos encima del silpat o papel de horneado, en forma de tiras y sin aplastarlos, tratando de que sean lo más alta posible. Espolvorearemos entonces el azúcar glas por encima, nuevamente en dos tandas.
  7. Coceremos los bizcochos unos 10 minutos, tiempo más que suficiente para que se doren muy ligeramente en la superficie. Recordad, que al tratarse de un bizcocho ligero, el tiempo de horneado se reduce drásticamente. Sacaremos del horno y dejaremos atemperar 5 o 10 minutos, despegándolos del papel o silpat y dejándolos enfriar del todo sobre una rejilla.
  8. Guardaremos en un recipiente hermético hasta su uso. Ya solo nos queda montar el tiramisú, algo que apenas nos llevará unos pocos minutos. Simplemente, llevaremos a cabo una crema de mascarpone, que al igual que hicimos para la masa de bizcocho, requerirá primero de montar las claras a punto de nieve, y segundo, de blanquear las yemas junto al azúcar.
  9. Una vez tengamos hecho esto, añadiremos el mascarpone a las yemas, integrándolo, batiendo suavemente. Tras esto, incorporaremos las claras batidas a punto de nieve fuerte, llevando a cabo movimientos envolventes con una lengua, uniformando la mezcla. Entre tanto, cocinaremos el almíbar, hirviendo el zumo de un limón con el azúcar y el agua.
  10. Dejaremos que este atempere, emborrachando los bizcochos con la ayuda de un pincel. Los colocaremos en el fondo de una fuente refractaria o similar, intercalando capas de crema de limón (lemon curd, que podréis adquirir en cualquier supermercado) con una capa de mascarpone y más arriba una de bizcocho, rematando con una capa de mascarpone debajo de una de limón.
  11. Como sugerencia de presentación, os propongo cortar porciones rectangulares y servir con una hoja de menta y algún tipo de fruta roja. Si queréis cocinar en casa el lemon curd solo tendréis que poner 3 huevos, 215 g. de azúcar blanquilla, 100 g. de mantequilla, 150 ml. de zumo de limón y la ralladura de uno o dos, en un cazo al baño maría sin que hierva, dejando luego que se enfríe.
  12. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Comentar esta receta

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora me encanta la cocina. ¡Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.