Receta de tarta de kinder bueno

Tarta de Kinder Bueno

Tartas 334 Última Actualización: 14/10/2022 Creado: 10/10/2022
Tarta de Kinder Bueno
  • Raciones: 8 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: 30
  • Tiempo de Cocinado: 30
  • Calorías: 250
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

Kinder es una de las marcas más conocidas de Ferrero, el grupo italiano que en 1968, de la mano de Michele Ferrero, acercaba el lujo y el placer del chocolate a los consumidores.

Seis años más tarde, en 1974, nacía Kinder Sorpresa, un concepto que causaría furor en occidente, y que hacía alusión directa a los tradicionales huevos de Pascua. Sin embargo, en España, tuvimos que esperar hasta 1985 para poder disfrutar de este huevo de chocolate que en su interior escondía una sorpresa.

Es un producto claramente destinado a los más pequeños, pero como el chocolate no es algo exclusivamente reservado a los niños, en 1994, y apuntando a un sector adolescente y juvenil, Kinder llevaría a cabo una de sus creaciones más célebres: el Kinder Bueno.

Estas barritas chocolateadas se alejaban un poco del concepto infantil que era evidente en los huevos Kinder. El snack de chocolate se convertía así en un superventas, generando inenarrables beneficios para la casa Ferrero.

Si algo funciona, ¿para qué cambiarlo? Ferrero siempre ha mantenido unos altísimos estándares de calidad en sus productos, haciendo pequeños cambios en sus formulaciones prácticamente imperceptibles.

Esto ha logrado fidelizar a varias generaciones que han crecido con los productos Kinder, endulzando y alegrando sus meriendas.

Cómo hacer una deliciosa tarta de kinder bueno



En los últimos años se ha popularizado la tarta de Kinder Bueno, de la que se han concebido diversas versiones. En este caso, vamos a elaborar una tarta de Kinder Bueno sin horno.

Realmente, no se puede afirmar que exista una receta canónica de tarta de Kinder Bueno, pues el fabricante jamás ha sacado al mercado nada parecido, siendo esta una idea surgida en la red y de la que cada uno, de manera conveniente, ha hecho su propia interpretación, así que os dejo la receta de tarta de kinder bueno que particularmente me gusta más.

Creo, que lo ideal es convertir, apostar por la sencillez, empleando ingredientes de primera calidad que son los que darán el carácter inconfundible a nuestra tarta.

¡A los peques de la casa les encantará!

Ingredientes

Instrucciones

  1. Como se puede deducir por la lista de ingredientes, es algo así como una tarta de queso sin horno. Básicamente, el postre consta de 3 partes: un relleno, que es el cuerpo de la tarta propiamente dicho, una base de galleta y la decoración final. El relleno consta de una mezcla de quesos, los habituales en la cheescake, y dos ganaches que os enseñaré a preparar a continuación.
  2. Antes de nada, prepararemos la base de la tarta. Sacaremos un molde circular de 28 cm. de diámetro aproximadamente, con cierre lateral para facilitar el proceso de desmolde. En la base acomodaremos una hoja de papel sulfurizado cortada a medida. Asimismo, en un bol, introduciremos las galletas y las barritas de Kinder Bueno, que trituraremos hasta convertirlas en polvo.
  3. Seguidamente, incorporaremos la mantequilla en pomada y mezclaremos bien, homogeneizando la mezcla. Posteriormente, la repartiremos por el fondo del molde, tratando de que quede repartida de manera uniforme, presionando al mismo tiempo con el revés de una cuchara, o mejor aún, empleando una espátula especial para repostería.
  4. Filmaremos al ras, y mandaremos el molde a la nevera, buscando que la galleta compacte. Entretanto, nos ocuparemos del relleno, primeramente, de las ganaches. Esta es una elaboración básica de repostería, que da como resultado una crema suave, fina y sedosa, y que se prepara generalmente con chocolate y nata en diferentes proporciones.
  5. En nuestro caso, utilizaremos 2 partes de chocolate por una de nata, consiguiendo una textura firme pero maleable. Tan fácil como trocear el chocolate de repostería en un tazón e ir añadiendo poco a poco la cantidad indicada de nata, previamente calentada al fuego o en microondas. Aguardaremos unos segundos luego de haberla apartado del fuego para añadirla.
  6. Removeremos con una varilla, deshaciendo perfectamente el chocolate. El procedimiento es idéntico, tanto para el chocolate blanco, como para el chocolate negro. Reservaremos ambas preparaciones. Procederemos a hidratar la gelatina en polvo; en un vaso verteremos 50 ml. de agua mineral y removeremos junto a la gelatina, dejándola reposar mientras continuamos con la receta.
  7. Cogeremos un bol amplio y batiremos el queso crema (Philadelphia), el mascarpone y el azúcar. Haremos uso para ello de las varillas manuales, aunque resulta más trabajoso que con unas eléctricas, o en su defecto, un túrmix. No es necesario insuflar aire, ni hacer que la masa crezca, basta con que todos los ingredientes queden perfectamente integrados y el azúcar se disuelva.
  8. A continuación, sumaremos la ganache de chocolate blanco y la ganache de chocolate negro, batiendo enérgicamente el conjunto. Meteremos el vaso de la gelatina en el microondas unos 6 segundos a potencia máxima, cambiando su textura de sólida a líquida. Inmediatamente después, la agregaremos a la mezcla anterior, removiendo bien para que se reparta adecuadamente.
  9. Llega el momento de montar la nata, para lo que tiene que tener una temperatura muy baja. La verteremos en un bol, que también puede haberse introducido previamente en la nevera o el congelador, y batiremos hasta montarla. Tan solo queda unirla a la base de ganaches, ahora sí, con una lengua y realizando movimientos envolventes, de abajo hacía a arriba.
  10. Sacaremos el molde del refrigerador, y verteremos la mitad de la mezcla sobre la base de galleta. Trocearemos con las manos unas barritas de Kinder Bueno, y las colocaremos uniformemente sobre la superficie. Finalmente, terminaremos por añadir el resto, filmaremos, e introduciremos en la nevera por un tiempo no inferior a 6 horas, suficiente para que tome cuerpo.
  11. Transcurrido el tiempo, tan solo queda desmoldar y los detalles finales. Montaremos nata de nuevo, la meteremos en una manga, y con una boquilla rizada crearemos unos remolinos. Finiquitaremos, como no podía ser de otra manera, con más trocitos de Kinder Bueno por la superficie, colocados de manera armoniosa. ¡Sencillamente fantástica, y para toda la familia!
  12. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora me encanta la cocina. ¡Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.