Receta de tarta de piña y sobaos

Tarta de piña y sobaos

Tartas 427 Última Actualización: 23/11/2023 Creado: 23/11/2023
Tarta de piña y sobaos
  • Raciones: 8 Persona(s)
  • Tiempo de Preparación: -
  • Tiempo de Cocinado: -
  • Calorías: 320
  • Dificultad: Fácil


Ver en Instagram

Hay recetas que son patrimonio de las abuelas, aquellas que, quien con esmero, dedicación y sobre todo, mucho cariño, consiguieron sacar adelante a familias numerosas sin apenas recursos. Siempre se ha dicho que la carestía agudiza el ingenio, transformando la necesidad en virtud, sin que ello resulte en algo zafio y prescindible. Además de la imprescindible tarta de tres chocolates presente en todos los cumpleaños, cabría destacar la alegre candidez de la tarta de piña y sobaos.

Tengo que confesar que una de mis grandes debilidades en el desayuno son los sobaos pasiegos. Típicos de la comarca de los Valles Pasiegos, Cantabria, presentan una textura etérea aunque compacta, con un aroma y sabor a mantequilla que abruma los sentidos. Originalmente, hasta el siglo XIX, quedaron restringidos al ámbito geográfico cántabro, sin embargo, en la actualidad, pueden degustarse en cualquier rincón de la península, contando con una amplia presencia.

Antaño el azúcar no formaba parte de su composición, ya que no fue un producto de consumo de masas hasta bien entrado el siglo XIX, debido a su alto precio en el mercado. La combinación era sencilla pero, eficaz: mantequilla con pan pasiego, mezcla que se endulzaba con un poco de miel. Su nombre proviene de la técnica de amasado empleada en su elaboración, amasando el pan sobrante nuevamente junto a una buena cantidad de mantequilla que se adicionaba en frío.

A este proceso de doble amasado se le conoce como sobar, lo que redunda en una masa deliciosamente esponjosa y rebosante de sabor. Suelen lucir una miga amarilla cubierta con una superficie marcadamente tostada, ofreciendo un contraste agradable a la vista. Densos y jugosos, se revelan como un bizcocho ideal para integrar en tartas, como demuestra la tarta de piña y sobaos. No necesitarás ni papel ni boli, pues resultan tan sencilla y humilde como exquisita.

Ingredientes

Instrucciones

  1. La piña podemos adquirirla tanto fresca como envasada, decantándonos en esta ocasión por la primera opción. Comenzaremos preparando el caramelo, echando el azúcar junto al agua mineral en una sartén antiadherente que calentaremos a fuego medio. Luego de 5 minutos aproximadamente, observaremos como empieza a burbujear, virando a tonos más tostados.
  2. Agregaremos en el último momento las gotas de limón para impedir que cristalice, meneando ligeramente la sartén con un vaivén de muñeca, sin remover. Extrememos las precauciones al manipular el caramelo, dado que alcanza temperaturas muy altas y las quemaduras que puede llegar a producir son de importancia. Lo retiraremos del fuego cuando alcance un tono ámbar.
  3. Verteremos el caramelo líquido en la base de una fuente refractaria, extendiéndolo por el fondo antes de colocar encima la piña en rodajas, reservando el jugo del bote. Verteremos la nata en un bol, seguida del jugo de la piña, batiéndolo todo con una varilla hasta homogeneizar. Traspasaremos la mezcla a un cazo, añadiendo además azúcar y el sobre de gelatina en polvo.
  4. Calentaremos a fuego bajo al mismo tiempo que vamos removiendo hasta que rompa a hervir, momento en el que retiraremos el cazo del fuego. Dejaremos atemperar unos minutos, vertiendo la crema sobre la piña, acomodándola con una cuchara, lengua o espátula de repostería. A continuación retiraremos el papel de los sobaos, disponiéndolos encima de la crema.
  5. Trataremos de que no queden huecos entre ellos, troceándolo en caso de ser necesario para completar el perímetro de la fuente. Taparemos con papel film al ras e introduciremos la fuente en la nevera durante al menos 6 horas, tiempo suficiente para que la gelatina coja cuerpo. Finalmente, antes de consumirla, la desmoldaremos y decoraremos con grosellas y menta.
  6. Como sugerencia de presentación, te proponemos servir un trozo de tarta acompañada de una quenelle de helado al gusto del consumidor. Tarta sin horno, sencilla, sin artificios, que hará las delicias de los amantes del dulce gracias a una perfecta combinación de ingredientes. Parte del protagonismo de la tarta recae en los sobaos, por lo que buscaremos unos con mantequilla.
  7. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Comentar esta receta

Autor Cristina Cristina

¡Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y además de diseñadora me encanta la cocina. ¡Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.