Receta de tarta de queso mascarpone y yogur sin horno

Tarta de queso mascarpone y yogur sin horno

Tartas 3422 Última Actualización: 18/07/2023 Creado: 18/07/2023
Tarta de queso mascarpone y yogur sin horno
  • Raciones: 8 Persona(s)
  • Tiempo de Preparaci√≥n: 25
  • Tiempo de Cocinado: -
  • Calor√≠as: 380
  • Dificultad: F√°cil


Ver en Instagram

La creciente popularidad de la tarta de queso, mascarpone y yogur sin horno no es casualidad, sino que obedece a una serie de virtudes: sabor, textura y sencillez. Universalmente conocida, la tarta de queso ocupa un lugar especial en la memoria gustativa, desplegando un desfile de sabores muy palatables que la convierten en el bocado preferido por muchos en la sobremesa. Detr√°s de esta deliciosa tarta existen siglos y siglos de refinamiento; ensayo y error.

Originaria de la Antigua Grecia, encontramos los primeros vestigios en el a√Īo 2000 a.C, concretamente en la Isla de Samos, frente a la costa de la actual Turqu√≠a. No es hasta el a√Īo 230 d. C cuando se recoge el primer testimonio escrito de su existencia, a cargo del escritor Ateneo. La f√≥rmula simplemente mezclaba queso con miel y harina, calentando la masa que posteriormente se dejaba enfriar antes de consumir. Altamente prot√©tica, constitu√≠a parte de la dieta de los atletas.

Cuando los romanos conquistaron Grecia, saquearon, entre otras cosas, su inmenso legado cultural, entre el cual se encontraba la tarta de queso, rebautizada desde entonces como Libuna. Adicionalmente, le agregaron huevos, coci√©ndola entre ladrillos calientes, conformado de este modo una versi√≥n mucho m√°s similar a la actual. Normalmente, se serv√≠a con motivo de la celebraci√≥n de alg√ļn banquete especial, desatacando su car√°cter festivo y singular.

Los romanos consiguieron extender su influencia por toda Europa, asentando as√≠ las bases de la civilizaci√≥n y la gastronom√≠a de los territorios que ocupaban. Tuvimos que esperar al siglo XVIII para que la tarta de queso arribara en el Nuevo Mundo de mano de los primeros colones europeos. All√≠, en Estados Unidos, se cocinar√≠a por primera vez en 1872 la tarta de queso por antonomasia, a√Īadiendo queso Philadelphia, traspasando fronteras y convirti√©ndose en referente.

Ingredientes

Instrucciones

  1. De entre todas las recetas de tartas donde el queso es protagonista indiscutible, la tarta de queso mascarpone y yogur sin horno es sin lugar a dudas una de las más socorridas, y no por ello menos rica. Comenzaremos triturando unas galletas de nuestra elección, escogiendo en este caso unas Lotus que aportarán un toque acaramelado. Envolveremos la mantequilla en papel film.
  2. Manosearemos la mantequilla hasta conseguir una textura de pomada o crema, mezclándola con la galleta y obteniendo una especie de masa terrosa homogénea. En un molde de 20 cm desmontable previamente engrasado y cubierto con papel de horno, echaremos la masa resultante, repartiéndola uniformemente al mismo tiempo que la compactamos con brío.
  3. Podemos utilizar el env√©s de una cuchara para dicha tarea. Entretanto, colocaremos el queso mascarpone en un bol grande, seguido de la nata l√≠quida. Batiremos en√©rgicamente formando una crema perfectamente uniforme, de consistencia lisa, brillante y sin grumos. Incorporaremos los yogures naturales, el az√ļcar y el zumo de un lim√≥n, integr√°ndolo en la mezcla con unas varillas.
  4. A continuaci√≥n, la verteremos sobre la base de las galletas, procurando no elevar mucho el bol ni hacerlo muy r√°pidamente, pues la crema podr√≠a levantar la galleta chafando la base. Terminaremos espolvoreando un poco m√°s az√ļcar glas por encima con la ayuda de un colador, mand√°ndola a la nevera perfectamente filmada por al menos 3 horas, o hasta que tome cuerpo.
  5. Finalmente, transcurrido el tiempo, desmoldaremos la tarta y la decoraremos con fruta fresca, preferiblemente fresas, frambuesas o similares que aporten un punto de acidez. Quizá te hayas sorprendido al no encontrar gelatina entre su composición, sin embargo, es perfectamente factible prescindir de ella, consiguiendo de este modo una textura mucho más cremosa.
  6. Evidentemente, no sustituye a una tarta de queso horneada, aunque sí dará el pego y nos podrá sacar de un apuro cuando el tiempo juegue en nuestra contra. Algo que me fascina de la tarta de queso es su versatilidad, pues sus ingredientes, principalmente grasos y de sabor tirando a neutro, toleran excepcionalmente cualquier tipo de ingrediente, adaptándose a cualquier circunstancia.
  7. Podemos aprovechar la capa superior de la tarta para vestirla como queramos, o bien con una gelatina de fruta o, incluso, con una cobertura de chocolate negro y naranja. Asimismo, una simple mermelada tendr√° una presencia incuestionable, o tal vez nos apetezca cubrirla con una crema de yemas de huevo. De lo que estamos convencidos es de que no dejar√° indiferente a nadie.
  8. ¡Qué aproveche!

Otras recetas que te pueden gustar

Comentar esta receta

Autor Cristina Cristina

¬°Hola! Mi nombre es Cristina, soy cordobesa y adem√°s de dise√Īadora me encanta la cocina. ¬°Espero que disfrutes haciendo mis recetas tanto como yo!


Si te gustan mis recetas y te gustaría valorar mi trabajo, puedes, si lo deseas, hacer una donación. Me hará muchísima ilusión y te estaré muy muy agradecida :)

Síguenos en nuestras Redes Sociales

Newsletter

Regístrate para recibir nuevas recetas y consejos.